PROLOGO

Se pretende que sea éste un espacio dedicado a entretener y deleitar (... a través de la fotografía fundamentalmente) ... a dar a conocer (...o traer al recuerdo) ciertos monumentos o espacios situados en el término o cercanías de Lahiguera. ...a llamar la atención por el estado de abandono y deterioro de muchos de ellos, ...y si llegara el caso, a remover la conciencia de todos los que somos "herederos" de tales monumentos y espacios, y que con nuestra aportación ayudásemos a la conservación de los mismos.

lunes, 12 de febrero de 2018

REGISTRO DE LOS BAUTIZADOS EN LA PARROQUIA DE LA HIGUERA ZERCA DE ARJONA EN LOS AÑOS 1578, 1579 Y 1586.


CONTINUACIÓN DE BAUTIZADOS INSCRITOS EN EL PRIMER LIBRO DE BAUTISMOS, DESPOSORIOS, VELACIONES Y DEFUNCIONES CON LAS CONFIRMACIONES, QUE DIO FIN EN 1613 AÑOS Y PRINCIPIÓ EN 1577.


Como realizaremos otras publicaciones relacionadas con los archivos parroquiales, que son fundamentales para conocer los personajes reales de estos siglos y las familias habitantes de nuestra villa a partir de finales del siglo XVI, interesa realizar algunas precisiones.

En los libros de Bautismos, los bautizados se inscribían solamente por los nombres de pila, lo que nos debe hacer recordar que este sacramento tan solo imponía los nombres propios a los niños, no sus apellidos, por ello la fórmula utilizada de poner en el margen izquierdo el nombre solo en cada caso. En el caso que se hiciese un índice o abecedario por apellidos como es el caso de la parte final del Primer libros de bautismos de la Higuera zerca de Arjona en el año 1577, tenemos que tener cierto cuidado al respecto, pues estos se habrán realizado a partir de los que usaban los respectivos padres, pero ello no quiere decir que necesariamente sean los que usasen sus hijos al llegar a adultos. De todo esto tendremos ejemplos numerosos a lo largo de este y los siguientes artículos. Ya en el primero de los artículos publicado en fecha 2 de febrero de 2018, hacia ciertas observaciones al respecto cuando refería la situación casi caótica que hubo respecto a la transmisión de los apellidos desde su comienzo y hasta finales del siglo XIX, concretamente hasta 1841 o quizá después hasta 1871, y aun después, pues no será oficial hasta el Código Civil de 1889.

Como hemos comprobado en la inscripción aparece el nombre del niño o de la niña en el margen izquierdo de la página y a continuación el encabezamiento de la inscripción, con la fecha, el nombre del bautizado, nombre de los padres, compadres y testigos, y la firma de clérigo o escribiente que realizó la inscripción.

BAUTIZADOS EN LA PARROQUIA DE LA HIGUERA EN LOS AÑOS 1578, 1579 Y 1586.


Bautizados en 1578

Catalina…y setenta y ocho años Baptize á Catalina, hija de padres ignotos, fueron sus Compadres… de Soto, y María de Mena, vecinos de esta Villa= el Maestro Ayala.



HISTORIA DE LOS APELLIDOS II (Los Apellidos de los Hijos del Olvido)


Los niños de padres ignotos o padres desconocidos eran aquellos cuya crianza había sido confiada por sus padres a una institución de beneficencia o a otras personas. Existían multitud de motivos para ello, pero los más usuales eran la voluntad de ocultar un parto, que fue  fruto de una relación ilegítima o considerada inaceptable por la sociedad, o por padres con falta de recursos económicos para hacer frente a una crianza digna.

En ocasiones estos niños eran abandonados frente a la vivienda de alguna familia acomodada, en la puerta de una iglesia o en establecimientos benéficos, muchas veces regidos por religiosas, como son los llamados Hospicios, Inclusas, o Casas Cuna. De ahí vienen los otros nombres por los que se conoce a un niño abandonado o expósito: Hospiciano, inclusero o cunero.

Era muy común que estos niños fueran registrados con apellidos con connotaciones religiosas: De la Iglesia, San Juan, De Dios, De María, etc… pero en otras ocasiones el apellido impuesto era simplemente Expósito o incluso Incógnito. De todos modos, se daban casos en que se había intentado ocultar este origen registrando a los niños con apellidos muy comunes en el lugar, con lo que presumiblemente pasarían desapercibidos.

Manuel… En treze días del mes de Marzo de mil quinientos setenta y ocho años Baptizé á Manuel, hijo de Alonso Covo, y de María Gómez vecinos de esta Villa, fueron sus Con padres Lorencio Palomino, y Leonor de….vecinos él de la Higuera, y ella de Zedegin= el Maestro San Román.

Suponemos que se refiere que el origen de la madrina Leonor de este bautizo era una persona con origen en Cehegín, no Cedegín, el municipio de Cehegín es un municipio de la región de Murcia, perteneciente al partido de Caravaca.
 

Pintura que recuerda los registros de bautizos de niños en la Iglesia desde el Concilio de Trento.


Bautizados en 1579.


Luisa… En catorce días del mes de Enero del 1579 Baptizé á Luisa, hija de Juan Serrano de Ábalos, y María de Padilla, su legitima mujer vecinos de esta Villa. Sus Compadres  Antón Ruano y Marina Gonzalez…… de Antón Berdejo vecinos de esta Villa = el Maestro  Ayala.


María… En treze días del mes de Febrero de 1579 Baptizé á María, hija de Martín Pérez y de… Vecinos de esta Villa. Fueron sus Compadres, Manuel… y María de Castilla, mujer de Pedro Jurado, vecinos de esta Villa= el Maestro  Ayala.



Ana… En veinte y tres días del mes de Febrero de mil é quinientos setenta y nueve años….de Geronimo de Jandula y Ysabel Ramirez… fueron sus Compadres Francisco Cobo y… mujer de Francisco Ruano, vecinos de esta Villa = el Ministro Ayala.



Diego… En seis días del mes de Marzo… Baptizé á Diego, Hijo de Andrés Lo…su legitima muger… Benita Lopez y Lui…

Tambien zertifico que a la tercera llana / con que principia / digo de las otras dos fojas con que principia este Libro, se halla una visita que le hizo a esta Villa á los veintisiete de Marzo de mil quinientos setenta y nueve años, el Sr. Visitador General, que á la sazón era de este Obispado; la cual no copio a la letra por que sobreser mui difícil su lectura en las partes que eisten es imposible en aquellas que no existen, y son muchas, por corregidas y rotas. Sucediendo lo mismo por igual razón en las partidas que aquí llebo copiadas, cuyas faltas denotan los respectivos puntos que parecen en ellas: que originales con quienes lo inserto concuerda. De lo que doy fe, y aquí me remito quedan en el mismo lugar modo y forma  que estaban en Dicho libro, el cual devolví al advertido Prior, quien por su rezibo firmará el presente, que signo, y formo en esta Dicha Villa De la Higuera zerca de Arjona á Veinte y tres días del mes de Abril año de mil setecientos noventa y quatro…

Bn. Don Francisco Pérez Montes.

En testimonio de la Verdad Francisco Antonio del Arco.

Páginas en mal estado de conservación que aparecen reforzadas con adhesivo blanco en los laterales.

Anverso y reverso de la segunda página mal conservada, rehecha con adhesivo blanco. Abajo detalle del texto escrito en la mitad final de esta página.


Clara  En  13 de abril baptizé a clara hija de (tachado) Alv. Verdejo y Catalina Ximenez su mujer, fueron Compadres Bartolomé VerdejoClerigo y Hala alvarez testigos Francisco Ximenez y benita gnez. y lo firme.
                                    El Ministro San Román.

Ana   En Veinte y quatro de junio babtizo a Ana hija de beatriz Xosefa decir de Villatoro su mujer, fueron sus Compadres Bartolomé rruiz Verdejo hijo y maria de marciañez mujer de Alonso Jurado testigos fueron Francisco Ximenez y Leonor Grrez y Catalina de Mena vecinos de esta Villa y por la verdad lo firmo de mi nombre.
                                     El Mº San Román. Prior.
Ana  En veyntecinco de junio babtize a Ana. El Padre Juº Vyeeari (ilegible) y de maria de cardeña fueron compadres anton rrui y maria delfinaya donzella y testigo Francisco Ximenez y como escribo la verdad lo firmo de mí. 
                                  El Mº San Roman. 
Juº. En catorze de setiembre de mil y quinientos setenta (ilegible) babtize a Ju hijo de la mujer de Ju CS Maria uv tarnuagi (ilegible) su muger fueron padrinos Xose vorbrigo y maria decamaro mujer de Juª Verdejo cer da o esta byeci to forrimero (ilegible) sacristan y sJuº tejero Vezino de esta Villa y por la verdad lo firmo de mi nombre.
                                          El Maestro fdo De Martin.
En esta relación de abreviaturas de nombres y apellidos procedente del Archivo Parroquial de Castillo de Locubín (Jaén), de mediados del siglo XVIII, se confirma que la abreviatura Juº. es abreviatura del nombre de Juan.


Mencia  En doce días de Octubre yo el Mº San Román baptico a Mencia hija de Argo Zayante y madalena de carmona su mujer cristianos nuevos, fueron sus padrinos ana maria de morales y Doña Elvira Ximenez doncella y Bartolomé Verdejo clérigo y Francisco Ximenez y por verdad lo firmé.
                                 El Mº San Román. Prior.

Eran cristianos nuevos los judíos o musulmanes que se convirtieron al cristianismo, para en muchos casos impedir su expulsión.
Maria En veinte y ocho de octubre se baptico María, hija de Antón Ruano y  de Guiomar de Morales su mujer, fueron compadres Leonor Criado y El Mº San Román prior de esta iglesia. Francisco Ximenez y Benita Gnez y  por ser verdad lo firme baptizola El maestro molina prior de mi conzieze con licencia de El otro prior 1586.                                                 El Mº San Román.

En esta parte final de la página aparecen las inscripciones del año 1586

Ju  En veynte  de Genero mil 586 se baptico Juº hijo de Juº de narvaez y Catalina Vezinos de esta villa, fueron compadres Juº francisco de Cardeña y maria de narvaez mujer de alv.  EM cabeca testigos Alv rromani Yuº  de cardeña Vezino desta vylla  y por ser verdad lo firme de mi nombre. El Mº San Román.

El folio número 6 se inicia con Ysabel.
 


Ysabel  En ocho días del mes de febrero de mil y quinientos ochenta y seis Años se babtizó Ysabel hija de Francisco Palomino y de Catalina la sevyllana, fueron compadres El  Rdo Bartolome Verdejo y maria Palomino mujer de pedro barrera de arjona, siendo testigos francisco Ximenez maldonado sacristan y benita lopez comadre y por la verdad lo firme de mí.                          El Mº San Román.

Ana  v 26 de abril se bapticó ana hija de Juº de medina y de maria fez su muger conpadres bernabel ruano y catalina de mena testigos miguel de león  y francisca garbino.                                                                            El Mº  San Román.

Andres V  En trece de maio se bapticó andres hijo de andres de  covaleda  y de ana de villa toro su muger, fueron compadres El Mº San Román y ana San Román religiosa testigos miguel  de león y  Benita lopez, Bapticolo El Rvdo Bartolome Verdejo con licencia de El dicho prior y lo firme El Mº (esta tachado)  Eteria de 

Juº
Juº  En veinte y uno de junio se bapticó Juº hijo de Garci Martinez y de maria verdejo su muger, fueron compadres Antº y  doña ana  palomino vezinos de esta villa fueron testigos miguel de Leon y Leonor  Fz. Y por ser verdad lo firme.
                                                                                                   El Mº San Roman.

Reverso del folio número 6.


Isabel    En doce de Julio baptico a Isabel hija de Garce ruano  defor y de Isabel Palomino su muger, Fueron padrinos Bernabe Ruano y ana de quesada Vezinos de arjonilla testigos miguel de león y sugo no de San Roman y por ser verdad lo firme.                                                                                            
                                                                                                        El Mº San Roman.
 Gabriel   En seis de febrero baptico a Gabriel hijo de martin sanchez y de Isabel alvarez su muger, fueron compadres El Ldo marciañez y maria alférez, testigos Catalina verdejo y miguel de león y por ser verdad lo firme. 
 
                                                                                                                  El Mº San Roman.
Gheronima En lunes 22 dias del mes de septiembre del corso año de mil y quinientos sesenta y seis se baptizo Jeronima , hija de ana  esclava de Fernando jurado, fueron sus compadres Fernando Jurado El moco yerno de Juº de marciañez y Mª jurado mujer de benito alférez Testigos miguel de Leon sacristán , Juº de marciañez hijo de luis de marciañez y por ser verdad lo firme de mi nombre . 
(el mozo, tiene c con cedilla y dícese de la persona joven y soltera.)
                                                                          El Doctor G Verdejo.
Ana la madre de la bautizada era esclava al servicio de Fernando Jurado.
Juº  El miércoles 24 septiembre del dicho mes y año susodicho Baptize a Juº hijo de anton Ruano y de guiomar de morales, fueron sus compadres alv. Verdejo y catalina la Sevillana su mujer de bartolome ruano ruronto miguel  Simon de leon sacristan y juan de marciañez El moco (el mozo, tiene c con cedilla y dícese de la persona joven y soltera.)


                                                                       El Doctor Verdejo.
 

El folio número 7 se inicia con Bartolomé:
Brme  (Bartolomé)  Sabado 27 dias del mes de septiembre del dicho año de mil y quinientos ochenta y seis baptize a bartolome hijo de  Bartolomé santa Maldonado  y de marila de Carmen su mujer, fueron sus compadres miguel simon de leon sacristan de esta iglesia ysabel muger de francisco de montoro sus testigos=
          El doctor  B. Verdejo.

Ana En este dia del mes de octubre de mil y quinientos ochenta y seis años baptize yo el doctor verdejo chgv a ana hija de gonzalez y de la camacha su muger, fueron copadres bernabe ruano y benita Lopez la comadre siendo testigos miguel de león y Juº baptista.
          El doctor B. Verdejo.

Ginessa  Sábado a  es días del mes de octubre del año de mil y quinientos ochenta y seis años baptize a ginessa hija de Juº Camacho y de benita su legitima mujer, fueron conpadres Juan Ramirez  de cardeña  y venita Lopez la comadre, siendo testigos migel simon de león, sacristan de esta iglesia y Juº bajo msa del congre hijo y lo firme.
        El doctor B. Verdejo


Reverso del folio número 7.

Maria   V en veinte y tres de Junio baptice á maria hija de francisco de montoro  y de maria ruiz su mujer, fueron conpadres bernabel ruano  y catalina de mena testigos barcener defv clérigo y miguel de león y lo firme.
                                                                          El Mº San Roman.
Ana   En este seis dia de a nueve de abril del  año se baptizo Ana hija de Juan de medina y de su mujer, fueron compadres bernavel Ruano y catalina de mena mujer de Juº cañada testigos de esta villa baptizo la El Doctor Verdejo Testigos miguel de león sacristan  y Fernanda ruano cusose a amigto baptismo destanina verdejo olvido de mige asensoy galigare.(ilegible)
                                                                              El Mº San Roman.
Fernando V baptice en veinte y seis de octubre a Fernando hijo de bernandino  de Aguilar y de doña ana de quesada su mujer fue compadre pedro Ruiz de Aguilar y bartolome verdejo clérigo y miguel de león sacristan y lo firme.  
                                                                               El Mº San Román.
Folio 8º que contiene las inscripciones de Francisco y Juº.
 El folio número 8 se inicia con Francisco y solo contiene las inscripciones de Francisco y Juº (Juan)

Francisco   V baptice en siete de noviembre a francisco hijo de Juan de berdejo  de maria rruiz su muger fueron conpadres anton rruiz y luisa Martínez testigos bartolome verdejo  clérigo y miguel de león sacristan y lo firme.
                                                                         El Mº San Román.
Juº   En beinte de noviembre bautice a Juº  hijo de anton rrodriguez cabela y de marina Vazquez, fueron conpadres alvaro de morales y maria de Aguilar doncella.
                                                                        El Mº San Roman.

HISTORIA DE LOS APELLIDOS (Video Completo)

Para conocer la expansión de los apellidos en España podemos tomar cualquier apellido originado en España o procedente del extranjero que se estableciese en nuestro país. Al inicio, hubo un número indeterminado de personas sin parentesco entre sí que comenzaron a usarlo. Por ejemplo, diversos hijos de Fernandos comenzaron a llamarse Fernández. Diversas personas procedentes de Sevilla se apellidaron De Sevilla. Diferentes herreros se llamaron Herrero, o rubios de cabellera se apellidaron Rubio, etc. También del extranjero pudieron llegar varias personas con un mismo apellido y diferente origen.
Si pudiéramos conocer a todas estas personas que usaron por primera vez estos apellidos, los portadores “primarios”, veríamos lo diferentes que eran en todos los aspectos. Según era la propia sociedad de la época sabemos que la mayoría serían cristianos “viejos” de toda condición social. Cristiano viejo, o cristiano puro, era un concepto ideológico que pretendía designar al segmento mayoritario de la población de España y Portugal durante todo el Antiguo Régimen (Baja Edad Media y Edad Moderna), en contraposición al de cristiano nuevo (al que se suponía ascendencia de conversos de origen “moro” o musulmán, o “judío”. Comúnmente consideramos “cristiano viejo” al “descendiente de cristianos, sin mezcla conocida de moro, judío o gentil”, entendiendo “gentil” como “pagano”, “no judío”. Ser cristiano viejo aunque no confería ningún tipo de privilegio estamental, sí que era una condición social prestigiosa, y un orgullo que lo era más por estar fuera del alcance de muchos ricos y que a la mayor parte de los pobres se les suponía por nacimiento. 


LA HISTORIA DE LOS APELLIDOS JUDÍOS (La Verdad y los Mitos)

La percepción social que se tenía de un individuo o “fama”, y no la verdadera ascendencia, era lo que determinaba su posición social. La manifestación burocrática del concepto de cristiano viejo, más que entenderse como tener ascendencia cristiana “por los cuatro costados” desde tiempo inmemorial (fuera esto real o imaginario), en la práctica solía reducirse a remontarse a los padres y los cuatro abuelos, exigida (con el nombre de averiguación o información de limpieza de sangre) para el ingreso en muchas instituciones y profesiones con estatuto de limpieza de sangre (gobiernos municipales, colegios universitarios, gremios, órdenes religiosas y militares, etc., pero también habría judíos o moriscos conversos que quedaron en España tras los decretos de expulsión y que, en lo posible, fueron borrando sus huellas conversas, que en nada les beneficiaban, hasta adoptar unos apellidos típicamente españoles. Otros de estos primeros portadores serían judíos o moriscos expulsados por no convertirse en un primer momento o por afectarles el decreto general de expulsión de los moriscos en 1609. Los expulsados se diseminaron por la mitad norte de África y por todo el Mediterráneo llevando con ellos sus apellidos españoles, aún reconocibles siglos después en muchos países.


Apellidos sefarditas, Listado de apellidos para la nacionalidad española.

Pero a su vez, de todas estas familias que procedían de los que hemos llamado portadores primarios, hubo otros potentes mecanismos para transmitirlo a los que llamaremos portadores secundarios, de nuevo sin relación familiar entre sí. Por una parte, hubo judíos y moriscos conversos que adoptaron el apellido de sus padrinos al ser bautizados a la fe católica, por lo que en este caso el uso del apellido es derivado a diferencia de los casos de los judíos y moriscos conversos; si se apellidaron Fernández no hubo jamás un Fernando en su familia sino un protector Fernández que era descendiente de un Fernando.
Por otra parte fue general la costumbre de que los esclavos tomasen el apellido de sus amos, algo que encontramos ya en pleno siglo XVI en la Península y sus islas. Durante varios siglos, decenas de miles de negros fueron usados como esclavos en España. Una verdad incómoda que ha sido ignorada o incluso negada durante años, a pesar de que suele aceptarse sin problemas cuando se habla del mismo fenómeno en otros países. Los esclavos, presentes en todas las clases sociales, desempeñaron las más variadas tareas y algunos incluso llegaron a adquirir notoriedad e importancia pese a su injusta condición. 


Apellidos Españoles de Origen Árabe.


 
En la Edad Media, tanto la cristiandad como el islam eran esclavistas. En la península, ambos “bandos” efectuaban frecuentes razzias o cabalgadas para “saltear e cautivar” y después cobrar rescate. En cada reino había un alfaqueque mayor para gestionar las liberaciones, una figura pública que se suprimió en el año 1485. Durante esa época a veces los musulmanes, en lugar de pagar en metálico por la liberación de un compatriota, cambiaban al cautivo por dos esclavos negros. Aquel fue el inicio de la llegada de esclavos de color a los reinos cristianos. Si el esclavo era bozal (así se designaba a los que no hablaban castellano o portugués y no conocían las costumbres), se cambiaba un “moro” por entre tres y cinco africanos de piel oscura. Por el contrario, a los esclavos negros nacidos en la península o que hablaban español se les denominaba ladinos.
Esta práctica se extendió a toda América, donde, por ejemplo, quedó registrada la imposición masiva de los apellidos de los dueños a sus esclavos en las amplias plantaciones e ingenios de Cuba. Aún más masiva sería la aplicación de apellidos de los españoles a los indígenas, primero en las Islas Canarias y posteriormente en los territorios de toda América y algunos asentamientos africanos. Apellidos que tomarían de los encomenderos, de los protectores, de los religiosos al bautizarlos…etc.

Historia de los Apellidos (1a. Parte): El Nacimiento de los Apellidos.
https://www.youtube.com/watch?v=QMdj3JbyXXY

Aunque pueda resultar sorprendente, tampoco debemos olvidar que surgirán nuevas familias a partir de los niños expósitos, los niños abandonados en las inclusas. A muchos de ellos se les apellidó sin más “Expósito” o con expresiones similares pero a otros se les impusieron los más diversos apellidos. Eran los que aparecen como de padres ignotos en nuestros registros. En algunos casos se escogió el nombre de la población donde fueron encontrados, en otros casos a todos se les asignó el mismo apellido del benefactor de la institución, fue quizás más frecuente imponerles apellidos comunes en la zona, según estimación que realizaba a su libre albedrío el responsable de inscribirlos como nuevos bautizados.
Igualmente fueron asimilados con apellidos hispanos los gitanos, llegados al país desde el siglo XV. En algunos casos recibieron el apellido de sus protectores, de modo que hoy nos resaltan como apellidos gitanos Vargas, Heredia o Montoya, que en realidad se corresponden con los apellidos de grandes casas nobles españolas, existentes antes de su llegada errante a nuestras tierras. Pero también encontraremos otros muchos apellidos que hicieron suyos esta etnia en paralelo con otras muchas familias españolas.


Historia de los Apellidos (2a. Parte): Apellidos Patronímicos.


 
Un caso llamativo fue también el de los nativos filipinos, a quienes en un intento de españolizarlos e identificarlos por las autoridades coloniales, se les impusieron masivamente en el siglo XIX nombres y apellidos españoles que aún conservan, pese a que se ha perdido casi cualquier otro vestigio de la presencia hispana.
Finalmente hay que recordar también el espacio que ocupaban en este aspecto los usurpadores de apellidos. En algunos casos por aparentar o suplantar lo que no se era, en otros por borrar incómodos orígenes familiares. Hubo quienes adoptaron apellidos que no les correspondían por familia, dando lugar a nuevas ramas.
Salvo contadísimas excepciones, debemos considerar que no hay apellidos propios de cristianos, judíos o musulmanes, ni de nobles, indígenas, esclavos o específicos de cualquier otro grupo. Lo más probable es que bajo un mismo apellido encontremos varios orígenes muy diferentes, incluso en el caso de aquellos apellidos muy poco frecuentes.


Historia de los Apellidos (3a. parte) Apellidos Toponímicos.

Por otra parte pocas cuestiones despiertan tanta unanimidad y orgullo entre los españoles como nuestro sistema de doble apellido, paterno y materno. A diferencia de tantos otros países, en los que la mujer al casarse debe renunciar a su apellido para sí e incluso para sus hijos, en España consideramos que lo natural es identificarnos con los dos apellidos, los cuales nos vinculan explícitamente con las respectivas familias por ambas ramas, consideradas iguales y representadas así de forma equivalente. Recordar que hace un poco tiempo surgió el reciente debate sobre el orden que deben seguir en el orden de los apellidos, en el sentido de colocar en primer lugar el apellido materno como otra opción posible, pero lo esencial continúa siendo que este sistema aporta un reconocimiento de la herencia materna que nos diferencia y distingue de los demás países europeos.


Historia de los Apellidos (4a. Parte) Apellidos Geográficos.

Reconozcamos que hemos interiorizado plenamente la percepción de que todos nosotros poseemos un nombre o nombres de pila y dos apellidos, ni uno más ni uno menos. Apellidos que automáticamente se imponen al nacer y que deberán acompañarnos el resto de nuestra vida, salvo que solicitemos una alteración ante las instancias del Estado, que es quien consideramos que naturalmente debe velar porque el sistema se aplique de forma rigurosa a los ciudadanos. Veamos cómo surgió esta fórmula, que comenzó siendo un uso en algunas zonas del país para llegar con posterioridad a extenderse a otras zonas del país, y acabar transformándose en una rígida norma al servicio de la identificación y control de los ciudadanos en el siglo XIX.
Los apellidos originalmente no venían impuestos sino que cada individuo tenía derecho a escogerlos, libertad que normalmente se ejercía dentro de las costumbres locales. Ahora bien, ¿existió la costumbre de adoptar expresamente el apellido paterno y materno en los siglos previos al mencionado siglo XIX?
Esta cuestión se la planteó el veterano genealogista George R. Riskamp, buen conocedor de los fondos genealógicos españoles, realizando un rastreo exhaustivo de diversas fuentes en diferentes zonas de España, evaluando si los adultos que aparecían en ellos usaban los apellidos paterno y materno, o bien si se identificaban según otro patrón. Una tarea compleja ya que en muchos casos es difícil discernir entre apellidos compuestos, habituales en aquellas épocas, o auténticos dobles apellidos: paterno y materno.


Historia de los Apellidos (5a. Parte) Hipocorísticos.

Sus conclusiones, que en lo esencial compartimos, fueron que el doble apellido surgió entre las clases altas castellanas y que desde el norte de Castilla, especialmente los señoríos vascos, no se llegó a extender al resto de la población de España hasta el XVIII, aunque su plenitud como uso generalizado sólo puede afirmarse que se alcanzó a partir de 1850. Igualmente concluye que, tanto en la metrópoli española como en los territorios americanos, antes de 1800 la mayoría de las personas sólo usaba un apellido, que era generalmente el paterno, si bien había excepciones en las que se optaba por el materno o, muy minoritariamente, por otro de la familia. El uso del apellido materno por las mujeres destacaba especialmente en Galicia y Extremadura, aunque no en exclusiva.
Desmontado con este estudio el mito de que el sistema de doble apellido hubiera sido una práctica generalizada desde hace siglos, añadiremos también que hay un importante factor que distorsiona la percepción que tenemos sobre el uso de apellidos dobles; con frecuencia manejamos índices de fondos parroquiales o de otra naturaleza que han sido realizados en siglos posteriores a los documentos originales, por lo que se han elaborado con el moderno criterio del doble apellido, que en la mayoría de los casos, como hemos visto, no es acorde con la realidad de su época.


Historia de los apellidos (6a. Parte) - Apellidos Ocupacionales.


 
El paso de costumbre a norma en el uso del doble apellido, fue paso a paso, eso sí con altibajos, y siempre bajo el criterio de que el doble apellido facilitaba la identificación de los individuos, se dio durante todo el XIX tiempo en que se sucedieron normas dispersas por toda España, que aconsejaban anotar los apellidos paterno y materno. Fue una fórmula propuesta prematuramente en 1796 para identificar a las mujeres que solicitasen acogerse al Montepío Militar, se contempló para el fallido Registro Civil legislado en el año 1822, aconsejado para su uso en las cartas postales por los manuales de 1833, sugerido como opcional pero ventajoso en la elaboración de censos electorales de Barcelona en 1839, igualmente indicado para las letras de cambio en 1840, ignorado por las normas del Registro  Civil de 1841, quedó previsto también en que se recogieran los dos apellidos al solicitar ingreso en las universidades y para la inscripción de hipotecas en el año 1846, y así fue sucesivamente incorporado en años posteriores a los Registros de Penados, documentación judicial en general, listados de reemplazos de tropas, cédulas de vecindad, etc.


Historia de los Apellidos (7a. Parte): Apellidos de Características Personales.

Así llegamos hasta el Registro Civil de 1871, que ya se implantó para toda España y que, contrariamente a lo que habitualmente se piensa, no reguló nada sobre uso del doble apellido, aunque contribuyó a consolidarlo, ya que fue el paso definitivo para que los apellidos traspasaran el ámbito personal hacia el público, al quedar anotados formalmente por el Estado. Y no será hasta el Código Civil de 1889 cuando se contemple el derecho al uso de apellido paterno y materno de los hijos legítimos y se detallen los procesos a seguir para los hijos naturales y los reconocimientos posteriores de paternidad en otros casos.
Aun así, la prueba de que el proceso fue asistemático lo encontramos en una Real Orden nada menos que de 1903 donde se exhorta a los funcionarios del Registro Civil a anotar con dos apellidos a los expósitos para que no se diferenciasen de los demás, ya que en España, se aclara, el apellido usual es el compuesto del paterno y materno, lo que se llama ordinariamente primero y segundo apellido. Es decir, que aún en 1903 ninguna ley obligaba a que todos los españoles llevaran dos apellidos, tan solo era la costumbre, lo “usual”, el argumento que utilizaba toda una Real Orden.


Dónde están los apellidos más comunes en España.


 
Este conjunto de datos nos lleva a la conclusión de que el sistema del doble apellido fue extendiéndose progresivamente entre los españoles, aunque en muchos casos se realizó espontáneamente y que quizás, y esto es ya una hipótesis, su éxito fue debido a que sintonizó con la inmemorial tradición española de reivindicar la ascendencia materna. Asimilada como costumbre general, por su utilidad para distinguir más fácilmente a las personas y evitar los errores entre homónimos, motivó que se incorporase a todos los ámbitos de la sociedad: administrativo, militar, judicial, educativo… y que finalmente se plasmase en el Código Civil, manteniéndose plenamente vigente hasta la actualidad.
Granada 12 de febrero de 2018.
Pedro Galán Galán.

Bibliografía:
Alfaro de Prado, Antonio: “El nacimiento del sistema oficial de doble apellido en España”, editorial Hidalguía, 2012, pp. 207-235.
Primer Libro de Bautismos, Desposorios, Velaciones y Defunciones con las Confirmaciones, de la Parroquia Nuestra Señora de la Consolación de La Higuera zerca de Arjona, que dio fin en 1.613 años, principió en 1577.
R. Ryskamp, George: Actas de la XI Reunión Americana de Genealogía bajo el título “La transmisión de apellidos en España y las colonias americanas, 1500-1900”, 2005.  pp. 341-364.